EgglestonWorks presentación en AUDIOGALLERY

Los altavoces EgglestonWorks se diseñan para tocar ese acorde poderoso y emocional que esta  presente de forma natural en la música en vivo. Para recrear ese realismo de una actuación en vivo, completa exige lo máximo de dos aspectos más críticos del diseño de los altavoces: precisión y musicalidad. Los EgglestonWorks ahora estan disponibles el AudioGallery, para su audición y venta.


Hace más de un cuarto de siglo, un grupo de artesanos obsesionados comenzaron a construir piezas únicas y artísticamente diseñadas para coleccionistas.  Esta pasión inspiró a la compañía a crear altavoces que combinaran el mayor rendimiento de audio posible con una gran belleza estética. En 1997, EgglestonWorks lanzó Andra, que fue inmediatamente adoptada por ingenieros de grabación y amantes de la música de todo el mundo y elogiada como uno de los mejores oradores jamás producidos. Andra fue tan impresionante que apareció en la portada de la prestigiosa revista Stereophile dos veces en tres meses y ganó el premio de la «columna del año» de la publicación.

Precisión: el trabajo de cualquier altavoz es reproducir con precisión la música que lo atraviesa. En EgglestonWorks, esto es solo el comienzo, ya que intentan proporcionar una conexión más instintiva a la música, ofreciendo una visión más profunda de las grabaciones que el oyente puede haber escuchado cientos de veces. Lograr este objetivo requiere un altavoz que incorpore una distorsión extremadamente baja, un amplio rango dinámico y frecuencia, así como una resolución ilimitada.

Musicalidad: en EgglestonWorks, la musicalidad es la capacidad de disfrutar de una experiencia auditiva sin fatiga, de recuperar los mejores detalles de una grabación sin comprometer el placer de escuchar a largo plazo. La fatiga del oyente puede ser causada por algo tan medible como la distorsión, pero a veces es el resultado de una combinación inapropiada de componentes, selección subóptima de puntos de cruce, resonancia de caja, problemas de dispersión u otros problemas relacionados con el proyecto que desafían la medida.
La filosofía de EgglestonWorks, por lo tanto, es crear altavoces que equilibren perfectamente la resolución, por un lado, y la audibilidad, por otro, para permitir que los profesionales y entusiastas se sumerjan en la grabación sin causar fatiga.

La precisión, la musicalidad, la ciencia, el sonido y la belleza artística son las fuerzas impulsoras detrás de todos los productos producidos por EgglestonWorks.

La ciencia al servicio de la música: uno de los aspectos únicos de nuestro proceso de diseño es la insistencia en obtener excelentes medidas para todos nuestros productos. A diferencia de nuestros competidores, tenemos un físico en el equipo que no solo explora todos los parámetros de nuestros proyectos finales, sino que también investiga cada caja, controlador y componente cruzado empleado por EgglestonWorks. Poner énfasis en el rendimiento audible y medido proporciona a EgglestonWorks una visión incomparable del diseño y fabricación de altavoces de calidad de referencia.

Excelencia artesanal para todos los niveles de precios: mientras que otros productores de alta calidad se centran exclusivamente en altavoces muy caros, EgglestonWorks cree que todo amante de la música debería poder comprar un par de altavoces hechos a mano diseñados artísticamente. Los monitores “Nico” y los altavoces de pie “Emma” se venden por menos que muchos altavoces producidos en masa, pero estos se benefician del mismo trabajo manual meticuloso que nuestros modelos más caros.

Belleza interior: los mejores relojes de pulsera y los automóviles más exclusivos presentan muchos detalles pequeños y especiales que sus propietarios nunca verán, pero que sin embargo elevan estos productos a un nivel de excelencia aún mayor. Y así es con EgglestonWorks. Numerosos detalles finos, muchos de los cuales están ocultos, distinguen nuestra producción de otros fabricantes.
Belleza para los ojos y los oídos: es probable que sus altavoces residan en su sala de estar, oficina u otro lugar destacado de su hogar. Creemos que las columnas tienen el mismo estilo sensorial y belleza artística que sus otros muebles, porque, seamos sinceros, ¡las columnas son piezas de arte! Es por eso que todas las columnas en EgglestonWorks son arte para los ojos y los oídos.

Personalizado? ¡Sin problemas! Una ventaja de crear cada columna manualmente, una cada vez, es que pueden crear su pedido personalizado. ¡La oferta de color está limitada solo por tu imaginación!

Deja un comentario